Toros de Guisando

INTRODUCCIÓN

Los datos más antiguos que se tienen sobre asentamientos humanos en estas tierras del alto Alberche, se refieren al pueblo vetón, guerreros de raza celta, que se establecieron en la Meseta hacia el año 700 a. de C. Atribuidos a este pueblo son los Toros de Guisando.

Durante la dominación romana estas tierras pertenecieron a Lusitania .


A principios del siglo VIII, la penetración y posterior dominación musulmana acabaron produciendo un corte profundo en su historia, su casi desestructuración social acabaron convirtiéndolas en "tierra de nadie", su posterior condición de "zona de paso" de expediciones militares, tanto cristianas como musulmanas, terminaron por poner fin a sus organizaciones económicas y sociales, reduciendo notoriamente su población.
Hasta el siglo XI no se conoce la participación de Ávila y su provincia en la Reconquista, así Martín Carramolino, en su Historia de Ávila nos cuenta el siguiente hecho, acaecido en 1090, durante el reinado de Alfonso VI:

Presentóse en Ávila un pastor de la inmediata sierra meridional con la noticia de que un caudillo moro, de nombre Galafrón Alhamar, corría toda la tierra con 300 hombres de a caballo y 100 de a pié robando ganados, prendiendo a los pobladores y causando por todas partes la devastación. Gran pesar tuvo de ello el Conde y mandando tocar alarma, se presentaron los dos alcaldes Jimen Blázquez y Álvaro Álvarez, Sancho Estrada, Juan Martínez y los demás jefes y prohombres de Ávila...resolviendo que Sancho de Estrada, Fernán López y Fortún Blázquez fuesen los encargados de la gente que saliera en persecución de los moros... Guiólos el pastor hasta la primera Nava (debió ser San Juan de la Nava), siguieron hasta Oyo-Fondo, que es el Burgohondo, y sus pobladores y los de Oyoquesero hicieron saber a los jefes que los enemigos habían tramontado el puerto, llevándose muchos cristianos prisioneros y gran número de toda clase de ganado, siendo su objeto llegar a Talavera y traspasar el Tajo. Vino la noche y, después que se repusieron, se determinó por los jefes continuar la marcha sin descanso. A las tres horas se hallaron en la cumbre del puerto, que debió ser el de Serranillos o Mijares... Más de nueve millas distaban aún los moros... y un nuevo parte les hizo saber que los pobladores de las dos Navashondas, que debían ser Villarejo y Cuevas, les esperaban con vituallas y que los moros se hallaban sólo a milla y media, descansando en sus tiendas al descuido, y que se caballería estaba pastando en un campo con poca guarda. Mandaba la empresa Sancho de Estrada, y apoderado de allí a poco Fortún Blázquez y Periáñez de la Bastida, montero del Conde... y todos juntos acometieron de tal modo que el triunfo fue completo. El resultado fue caer muerto Galafrón y prisioneros 320 moros, con la desgracia de haber sucumbido once cristianos. Tuvo lugar este primero y célebre hecho de las armas avilesas el 22 de julio de 1090, cuyo glorioso aniversario se celebró largos años en la ciudad.
 

 Orígenes de Burgohondo 

Siglos XII yXIII. Los  Privilegios del Heredamiento

Siglo XIV. Desavenencias de la Abadía y el Concejo

Siglo XV. Contencioso con El Barraco

Siglos XVI y XVII. Pleitos con el Obispado de Ávila

Siglo XVIII. Extinción de La Colegiata-Abadía

Siglo XIX. La Guerra de la Independencia

Siglo XX. El Escudo y la Bandera