Burgohondo celebra varias fiestas de gran interés cultural y arraigadas tradiciones. Siguiendo un orden cronológico a lo largo del año, las más renombradas son:

FIESTA DE LA VAQUILLA (SAN SEBASTIÁN)

ImagenSe celebra el domingo más próximo al 20 de enero. Está organizada por la Cofradía de San Sebastián para honrar al Santo.

Su peculiaridad se basa en "la Vaquilla", que es una cabeza de vaca de madera con cuernos reales, de cuya parte trasera sale un palo, también de madera, que se utiliza para ser empuñada por un mozo, que corre detrás de la gente asustando y divirtiendo a mozos y casados, "obligándoles" a que inviten a un trago a la "vaca".

La fiesta comienza el día 19 por la tarde con el traslado a la iglesia de la vaquilla. Primero es presentada al santo colocándola en sus andas y después se reza a vísperas. Al terminar, se retira la vaquilla y todos salen de la iglesia, entre bailes y gaitillas va caminando hasta la Plaza Mayor (hoy todavía se suelen ir recorriendo distintas casas o bares donde se invita a los asistentes a pastas y limonada). Al llegar se organiza baile para todos y los quintos asustan a la gente que huye gritando y riendo.

Por la noche se encienden hogueras, alrededor de las cuales se toman pastas o asados y se canta y bebe buen vino.

El día 20 por la mañana la vaquilla sale de la casa del Mayordomo Mayor del año hacia la iglesia, ambientado por la dulzaina y el tamboril. Tras la Eucaristía, se celebra la procesión con el Santo, que se encuentra cubierto de cintas de seda de muchos colores y ramos de flores en las andas, jalonadas por velas encendidas. Durante la procesión la vaquilla va unas veces quieta sobre las andas y otras agarrada por un moza que va corriendo detrás de la gente. Estos la llaman gritando: "¡vaca!" o la agreden diciendo: "¡vaca barrosa que no vale una cosa!" o ¡"vaca valiente que no vale un diente!". Según la costumbre solo los hombres portan el santo.

Día de comida en fraternidad de los cofrades y autoridades locales, para hacer un alto en la fiesta y reponer fuerzas. Tras la misma, vuelve la música a las calles y la vaquilla retorna a asustar a las gentes, que ríen y gritan. A la caída de la tarde llegan dos mozos, "dos borrachos", dos locos llamados "cañaños" vestidos de mono con la cara cubierta, que con una soga en la cual llevan atado un manojo de heno, incitan a la vaca e intentan apoderarse de ella; repiten la hazaña y al fin la rodean, la atan y derraman un poco de vino haciendo que muere. Después, la vaquilla es llevada a la casa del mayordomo de ese año.

DÍA DE LA LUMINARIA

ImagenFiesta de fecha variable, que se celebra la víspera del día de Corpus Christi. La fiesta empieza con la misa vespertina que congrega en la iglesia a un buen número de fieles. Se ha engalanado el altar mayor y todo está preparado en las calles del pueblo. Tras la misa, ya de noche, las campanas de Burgohondo comienzan un rabioso repique. Momento en que empiezan a arder cientos de luminarias (hogueras), que cada grupo de vecinos ha ido preparando a la puerta de su casa.

Jóvenes y ancianos arremetes contra las hogueras saltando una y otra, como señal de purificación. Con el alba, la calle se torna de nuevo en fiesta, preparando la procesión del Corpus, después de la misa. Muchas familias adornan el paso de la comitiva sacramental con antiguas mantelerías, colchas bordadas y mantones de Manila. El suelo se cubre con ramas de espliego y miles de pétalos de rosa.

En algunas puertas se preparan pequeños altarcillos, decorados con motivos religiosos. Un Palio, soportado por los miembros de la antigua cofradía de Minerva, hoy desaparecida, protege del sol, dignifica y exalta la presencia del Santísimo en las calles de Burgohondo.

 

Nuestra Señora de la Asunción

Se conmemora el 15 de agosto. Misa en honor de la Virgen y procesión. Con motivo de esta fiesta, y en torno a la misma, se desarrollan actividades culturales, deportivas, lúdicas, exposiciones, actuaciones folclóricas, etc., que varían casa año.

Como es costumbre y de arraigada tradición el día 14 de Agosto a las doce de la noche en la plaza de la abadía se canta la ronda a la virgen. Flores, un año más deleitó a las gentes con sus cantares y acompañado de la rondalla de Burgohondo poniendo la música de fondo en un intenso vibrar de bandurrias, guitarras, laúdes y otros instrumentos. Es un momento muy intenso y esperado en las costumbres del pueblo, reuniéndose en un corto tiempo y espacio todos los habitantes y visitantes que Burgohondo alberga en estos días.

SAN ROQUE

ImagenUn gran día, un gran barrio un gran Santo. 

Se celebra el 16 de agosto. Está organizada por la Cofradía de San Roque, desarrollándose los actos en el barrio del mismo nombre.

Vecinos de todo el pueblo, especialmente los del barrio de San Roque, acuden fervorosamente a los actos religiosos que en el día de hoy se tienen programados:

Una banda de música acompañada de las gentes del pueblo llega a la puerta del Ayuntamiento desde donde parte la comitiva con las autoridades de la localidad hacia el monasterio de la abadía, donde S. Roque es recogido del altar donde lo dejaron el día de antes y pasó la noche, para hacerlo regresar así a su ermita, en procesión.

Una vez llegados a la ermita tiene lugar una misa de campaña y terminada esta se da paso a la popular subasta; dulces caseros, vinos del lugar, pollos de corral y otros productos típicos son subastados y a la par de la subasta se invita a limonada a todos los asistentes.

Los socios de la cofradía tienen una comida de hermandad y por la noche, verbena en el barrio, para todos los públicos. 

FIESTAS PATRONALESE


Son las más importantes y se celebran el tercer domingo de septiembre, festividad del Santo Cristo de la Luz. En torno a este día se celebran grandes bailes en la Plaza Mayor, habilitada durante esos días para plaza de toros. Es de destacar que el sábado víspera de la Fiesta actúan dos orquestas para poder bailar ininterrumpidamente desde las 12 de la noche hasta las 6 de la madrugada.

En la noche del sábado, a las 12, en los Morales de la Abadía, se canta la Ronda al Cristo, con ofrenda floral.

Tiene Burgohondo gran tradición taurina, cuyos espectáculos se desarrollan en torno a estas fiestas, con la celebración de un Festival Taurino, una Novillada de Rejones, una o dos novilladas y una Becerrada para los aficionados locales. Especial expectación tiene el desencajonamiento diario de los novillos que se han de lidiar por la tarde, en el que se admiran las reses en la plaza y se comprueba la pericia de los encerradores.

 

FERIA DE GANADO

Imagen

 

Se celebran dos ferias al año, una en primavera y otra en otoño, la primera el 23 de Mayo y el 18 de Octubre la segunda; antiguamente estas ferias eran de gran importancia en toda la comarca, pues la forma de vida se centraba más en la agricultura y ganadería. En la actualidad, los nuevos sistemas de comercialización de productos y mejores medios de transportes han originado la progresiva decadencia de estas ferias.